¿Utilizas polvo compacto en tu rutina de belleza?

El polvo compacto tiene muchos beneficios, entre los que destacan: ayudarte a fijar tu maquillaje, incluido el corrector y la base, pero también te ayuda a controlar el exceso de brillo, o bien, evitar que éste aparezca hasta dentro de muchas horas. La aplicación de un polvo compacto es un paso crucial para lograr un look impecable.

Pero si aún te quedan dudas, ¡no te preocupes! Los expertos de CATRICE, marca alemana, líder en el desarrollo de productos de belleza y cosméticos sofisticados a un precio que amas, además de ser cruelty-free, te devela 3 poderosas razones para usar un buen polvo compacto. ¡Toma nota!

UNIFICA EL TONO DE LA PIEL:

El uso de un polvo compacto puede darle un tono uniforme a tu piel. Ya sea que desees mantener tu maquillaje muy sutil, gracias al polvo compacto lograrás emparejar tu rostro como por arte de magia. Ahora bien, también es tu aliado cuando deseas un look más cargado, el polvo compacto igualará todos los productos que ya hayas aplicado.

EL MAQUILLAJE EN SU LUGAR:

Seguramente ya has escuchado que el polvo compacto es un gran aliado para fijar el maquillaje y que éste permanezca todo el día. ¡No lo dudes! Si deseas que tu maquillaje se mantenga por más tiempo, debes usar un polvo compacto de larga duración, así evitarás que la base de maquillaje se mueva de su lugar y sobre todo, retocarte muchas veces durante el día. Asegúrate de buscar productos con pigmentos que reflejan la luz para brindarte una apariencia fresca, uniforme e impecable.

¡ADIÓS AL BRILLO!

Si tienes la piel grasa, sabes de lo que hablamos. En este tipo de piel resulta algo complicado que el maquillaje se fije. ¡Aquí tienes la solución! Utilizar un polvo compacto será tu mejor opción, pues te ayudará a absorber el exceso de brillo, evitando que aparezca, mientras te entrega un acabado mate que permanecerá por más tiempo. Puedes probar polvos como el nuevo All Matt Plus Shine Control Powder de CATRICE, un polvo matificante ultra-fino, que convertirá a tu piel en una zona libre de brillo.

Consejos y tips de aplicación

  • Asegúrate de elegir un polvo compacto que coincida con el color de tu piel.

  • Puedes aplicarlo con una esponja, pero si no te gusta, utiliza una brocha para difuminarlo por todo el rostro.

Si tienes la piel grasa, asegúrate de aplicarlo en la “zona T”, conocida por alojar brillo en esas partes del rostro.

8 visualizaciones0 comentarios