Logística inversa, una oportunidad para las empresas y el planeta

  • A través de una plataforma digital, Cruz Verde monitorea diariamente su impacto positivo en la huella ambiental, en donde además de su programa de logística inversa también incluye su modelo de reciclaje implementado desde el 2019 y con el cual se han recuperado más de 300 toneladas de material y ha representado un impacto positivo de un 81,5% en el último año.

La responsabilidad social en el eje de sostenibilidad ha jugado un papel importante en las empresas en los últimos años, teniendo en cuenta que según una encuesta realizada por la ANDI, el porcentaje de las acciones para mitigar los impactos del negocio se concentraron en un 64% en las áreas de medio ambiente. Sin embargo, a nivel mundial las cifras de desechos sólidos que no se gestionan adecuadamente aún superan anualmente los 600 millones de toneladas, según un informe del Banco Mundial.

De esta manera, algunas compañías han encontrado en la logística inversa el mejor aliado para reducir su impacto ambiental, reducir la generación de desechos sólidos y aumentar al mismo tiempo su competitividad. Este proceso que consiste en que los materiales sean trasladados desde los puntos de venta hasta el Centro de Distribución para que puedan ser reciclados y recuperados, ha sido adoptado en Colombia por empresas como Cruz Verde.

La cadena de Droguerías y Farmacias puso en marcha el plan piloto en enero de 2021 y en lo que va del año, se han recuperado casi 18 toneladas de cajas de diferentes tamaños lo que es equivalente al peso de 20 automóviles, 515 árboles no talados, y a que no se contamine la atmósfera con el Co2 que producen 25 carros durante todo un año.

Sin embargo, aunque las cajas de cartón representan un importante insumo dentro de la cadena de suministro, la compañía ha redoblado sus esfuerzos y en la mayoría de los puntos de venta han comenzado a recuperar, reciclar y reducir de manera significativa otros materiales como geles, cajas y neveras de icopor, reincorporándolos a los procesos de distribución y logrando que en solo el mes de mayo se recuperara 11% más que en los primeros 4 meses del año.

Carlos Fernando Zarruk, Gerente de Cadena de Abastecimiento de Cruz Verde, indicó que “todo esto se ha logrado gracias al compromiso de nuestros colaboradores, quienes han entendido que el Modelo de las tres ‘R’ es el que debemos seguir porque al reutilizar estos materiales se reduce su compra e impacto ambiental. Adicionalmente, todo lo que no puede ser reutilizado, tendrá un nuevo uso a través del reciclaje. Es un programa de alto impacto ambiental en el que todo es positivo, tenemos el compromiso y la convicción para seguir apoyándolo para que crezca con Cruz Verde en Colombia”.

Como señala Zarruk, los productos recolectados que no están en óptimas condiciones se entregan para nuevos procesos productivos fuera de la compañía a Recuperadores Circulares, empresa que también fue conformada a partir de este modelo de economía circular. Miguel Salcedo, su líder, señala que “el ideal es comenzar a aprovechar aún más materiales, porque así no sólo se aumentaría el impacto positivo sobre el medio ambiente, sino que también se podrían sumar más recicladores que ahora trabajan de manera informal y que al igual que nosotros mejorarían su calidad de vida”.

Finalmente, dados los atributos de este proceso, en el que además de minimizar la generación de residuos y contribuir a su máximo aprovechamiento, también permite la integración de todos los actores de la cadena de suministro y la consecución de objetivos empresariales a través del logro de ventajas competitivas sostenibles, se hace necesario que las empresas comiencen a considerarlo dentro de sus planes estratégicos y contribuyan a fortalecer la responsabilidad social de la industria y el cuidado del medio ambiente.


7 visualizaciones0 comentarios